Home Investigación De la casa Recibe Sheinbaum la CDMX en ruinas

Recibe Sheinbaum la CDMX en ruinas

Recibe Sheinbaum la CDMX en ruinas
0

Eduardo León / Martín Takagui

Al consolidarse la Reforma Política de la Ciudad de México con la entrada en funciones del gobierno que encabezará Claudia Sheinbaum, la nueva administración tendrá que enfrentar los retos del abandono, la corrupción y la destrucción que dejaron los sismos, el electoral y el del 19 de septiembre de 2017.

En una mesa de debate, Los Irreverentes analistas de El Influyente, Alejandra Martínez, Alberto Cuenca y Ernesto Osorio, todos periodistas especializados en temas de la Ciudad de México, consideraron que la ausencia del factor oficio político en el gabinete de Sheinbaum Pardo, podría complicar el ejercicio de gobierno.

Durante el ejercicio de análisis moderado por Adrián Rueda, director de El Influyente, hubo coincidencias en que la seguridad pública y la movilidad son algunos de los principales problemas que requieren de soluciones de fondo.

Se trata de conflictos en los que intervienen viejos líderes, caciques con grandes intereses, lo que representa una serie de resistencias, negaciones y problemas de coordinación; sin embargo, la nueva Jefa de Gobierno contará con el apoyo del gobierno federal y, en lo personal, del presidente Andrés Manuel López Obrador, ventaja que no se veía desde hace más de dos décadas.

El diagnóstico de los analistas coincidió en que el gobierno que concluye deja infinidad de pendientes, en tanto que el gobierno entrante cuenta con un gabinete de académicos que bien podrán plantear un diagnóstico muy acertado de la ciudad, pero será necesaria la integración de equipos de operadores con capacidades políticas y de autoridad para dar los resultados esperados.

 

Con las riendas en la mano

Frente a un gabinete académicamente impecable pero carente oficio político, la experiencia político-administrativa de quien ocupará la Secretaría General de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, se convertirá en piedra angular de la administración pública de la ciudad.

Alberto Cuenca consideró que la imagen de gobierno estará siempre en la Jefa de Gobierno, pero quien realizará las tareas de control será la secretaria general de Gobierno; sin embargo, alertó que en general ninguno de los secretarios del gabinete cuenta con la experiencia, el conocimiento y la sensibilidad política para operar las soluciones.

Argumentó que la acumulación de poder que podría tener Rosa Icela también puede convertirse en un riesgo, ya que podría no tener contrapesos, al grado de que la propia Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tendría que recurrir a ella para dar algunas respuestas.

Alejandra Martínez reconoció que todos los gobiernos tienen una curva de aprendizaje, y que es “conveniente dar el beneficio de la duda a quienes llegan, porque su principal reto es aprender a hacer política y desarrollar su colmillo”, como el que ya tienen los antecesores de este gobierno entrante.

“Si ellos no crecen en sus primeros 100 días al frente de sus cargos, al paso del primer año de ejercicio veremos cambios en el gobierno con la integración de perfiles políticos que resuelvan conflictos.”

Alejandra Martínez, periodista.

De acuerdo con Ernesto Osorio, una gran ventaja de la próxima secretaria de Gobierno es que se trata de una mujer políticamente fuerte, quien dio muestras de su rebeldía frente a otros durante la administración de Miguel Ángel Mancera, pero ella además tendrá la altura y capacidad para acompañar a Claudia Sheinbaum a las reuniones, y sentarse frente “al presidente López Obrador, que se convertirá en el principal asesor de la Jefa de Gobierno”.

Sin duda, el presidente de la república seguirá teniendo control sobre la Ciudad de México, pero lo deseable es que no se repita el esquema de los regentes de la Ciudad de México, en donde el jefe del Ejecutivo era el que mandaba.

Ahora las cosas serán distintas, porque la Jefa de Gobierno estará respaldada también por el Congreso local, el Congreso de la Unión y el mismo presidente, todo el sistema político con mayoría política de Morena.

Los tres analistas coincidieron en que la mujer que conoce a la ciudad de México, a sus instituciones y la problemática, es la secretaria general de gobierno, y será ella quien concentre el poder, aunque también estará sola con esas virtudes políticas y difícilmente podrá echarse toda la carga a cuestas.

 

Ciudad en ruinas

Alejandra Martínez fue clara al señalar que ve una ciudad realmente en situación de ruinas. “Ha sido mucho el abandono en temas de servicios, transporte, movilidad y de toda la atención a la imagen urbana. Vemos edificios que han sido abandonados por el tema de los sismos, pero también por el tema de la inseguridad”.

Consideró que la ciudad ha sido descuidada por sus gobiernos, sobre todo el último. “Muchos comercios han cerrado y se han convertido en focos de inseguridad; no tienen luminarias, están completamente grafiteados, y entonces, todo esto abona a un incremento de la percepción de la inseguridad.

“Esto va de la mano del aumento de estadísticas, de robo a transeúntes, robo a casa habitación, balaceras en colonias que tradicionalmente no ocurrían, como Narvarte, del Valle, Condesa, todo es consecuencia de esta condición de abandono. Esto es reflejo del deterioro de seis años”, dijo.

Ernesto Osorio consideró que después del sismo del 19 de septiembre esta ciudad se terminó de perder. Si cuando llegó a la jefatura de gobierno Miguel Ángel Mancera había cierto escepticismo porque se sabía que no era un político y no era un gobernante de peso, como lo había sido su antecesor Marcelo Ebrard; el sismo vino a terminar y poner la cereza en el pastel, además de una corrupción totalmente desbordada”.

“Yo percibo a la gente muy enojada, no solamente por la toma de decisiones de Miguel Ángel Mancera, sino por la forma en que cierra la administración; pareciera que en los últimos 90 días, o después del 1 de julio no hubo Jefe de Gobierno, la ciudad no tiene gobernante, Claudia llega con una ciudad en ruinas.”

Ernesto Osorio, periodista.

Alberto Cuenca consideró que la derrota del PRD en las urnas es consecuencia de todo lo antes descrito, “por eso perdieron la Ciudad de México en las elecciones, porque abandonaron la ciudad, abandonaron los servicios, se metieron a una anarquía donde algunos poderes fácticos dominaron en contra de la organización vecinal.

“Uno de esos poderes, por ejemplo, es el de los desarrolladores inmobiliarios, donde se sospechó de una colusión entre el Gobierno de la Ciudad con los desarrolladores inmobiliarios”, señaló.

 

Reto y demanda ciudadana

El principal reto que ven los colaboradores de El Influyente para la administración de la doctora Claudia Sheinbaum es el tema de la seguridad, que es la mayor demanda de la ciudadanía.

Sobre el nuevo secretario de seguridad, Jesús Orta, los tres coincidieron en que es un acierto su nombramiento, y ven como una fortaleza su cercanía con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien conoce bien el tema y la misma ciudad.

Aunque también analizaron las debilidades en los nombramientos de los encargados de la procuración, prevención de la justicia y seguridad pública en lo que pareciera va a ser una réplica de las estrategias de los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard en la Ciudad de México en materia de Seguridad Pública.

Los tres panelistas coincidieron en que la presencia de la Guardia Nacional en la Ciudad depende de algunos factores locales, pero al final ésta será inevitable si la situación continúa como lo dejan los perredistas.

En el caso de los delitos conocidos como territoriales, como es el narcomenudeo y cobro de piso, que se cometen a los ojos de todos los ciudadanos, las autoridades capitalinas no le quisieron entrar porque es un auténtico polvorín, al final de la administración de Mancera se optó por no meterse y dejar las cosas como estaban, en lo que no sólo les costó la derrota en las pasadas elecciones, sino que representa el mayor reto para la administración de Morena por los siguientes seis años.

“Estamos viendo un crecimiento exponencial de la delincuencia en la Ciudad de México. Yo dudo más de las capacidades que pueda tener Ernestina Godoy en la Procuraduría que la de Jesús Orta en la Secretaría de Seguridad Pública, por lo que Ernestina demostró en esos dos meses que estuvo en el Congreso capitalino.”

Alberto Cuenca, periodista.

Alejandra Martínez consideró que debe verse más allá de la cabeza en quien recae el nombramiento. “Tendríamos que revisar el equipo que va acompañar a este secretario (Jesús Orta) y las acciones, porque siempre ha habido diferentes titulares, pero todos sabemos el papel que desempeñó Luis Rosales, que es realmente el que trae el control abajo, con la tropa; tendríamos que estar muy atentos de cómo se da la recomposición de subsecretarios”.

Recordó que no es lo mismo andar persiguiendo asaltantes en el transporte, en los microbuses o en el Metro, que combatir el narcomenudeo, el cobro de piso y el secuestro, porque “el gobierno federal entra con toda la fuerza que esto implica, y en el caso del narcotráfico, ahí será necesario que actúe.

“La autoridad federal deberá encargarse de atender el asunto del cobro de piso, de las narco-tiendas, que se han vuelto el pan nuestro de cada día, que lo mismo las podemos encontrar en una colonia popular, clase medieras o más altas”, afirmó Alejandra Martínez.

A su vez, Ernesto Osorio recordó que quienes han sido nombrados como cabezas al frente de las instituciones y posiciones estratégicas, son administrativos, no son operativos, Tomás Pliego tiene muy buen trabajo social en la Delegación Cuauhtémoc y puede ser que conozca algo.

“Pero si le digo a Tomás Pliego: a ver, platícame cómo están las redes de narcomenudeo al interior de las colonias, pues difícilmente me va a poder decir algo. Hay que ver quiénes los acompañan, quienes serán sus jefes operativos.

“Claudia Sheinbaum dice: no vamos a traer la Guardia Nacional, pero es un error, no es cosa de que si la Jefa de Gobierno quiere o no. No, está dentro de la estrategia nacional y deberá atenderse.”

Ernesto Osorio, periodista.

“Entrarle a las cosas profundas, como es el narcotráfico, va a ser un tema para el que no creo que le dé la capacidad ni a Jesús Orta ni a Tomás Pliego, de desentrañar toda la corrupción que implica no solamente a los funcionarios de bajo perfil en las delegaciones o en coordinaciones territoriales, sino también empresarios, comerciantes, taxistas, operadores de transporte público, incluso organizaciones civiles que están vinculadas con el crimen organizado”, sentenció Osorio.

Los tres analistas coincidieron en que sistemáticamente se ha negado la existencia y operaciones de carteles del crimen organizado en la Ciudad de México, pero si se quiere dar solución, lo primero que debe hacerse es reconocer que el problema sí existe.

Los irreverentes reiteraron en sus conclusiones que el principal problema de la administración que inicia en la Ciudad de México es enfrentar el reto de hacer política e integrar equipos de operadores, pues de otra manera, los poderes fácticos podrían afianzarse en sus posiciones y el gobierno podría perder el control de esos sectores estratégicos.

 

Ojo clínico a la Movilidad

De acuerdo con el diagnóstico de Los Irreverentes, el estatus en el que la nueva administración de Morena recibe la ciudad no es nada halagador.

Traen a colación las propias palabras de la Jefa de Gobierno, quien sostuvo que en el Sistema de Transporte Colectivo Metro existen 101 trenes fuera de operación, además, el sistema presenta fallas continuas.

En el caso del Sistema de Transportes Eléctricos hay una crisis muy severa, ya que cuenta con 300 trolebuses que superan los 20 años de vida útil.

Por ello, resulta por demás interesante cómo el nuevo titular de la Secretaria de Movilidad, Andrés Lajous, enfrentará el gran problema de movilidad en la ciudad, desde su multiplicidad de aspectos. Tal es el caso de las foto-multas de la administración de Mancera, que serán ahora fotocívicas, en un claro ejemplo para cambiarle de rostro a todo lo que huela a la pasada administración.

Alberto Cuenca considera que la nueva Jefa de Gobierno “tiene muy cuidado a Andrés Lajous. Es un tipo al que no lo han expuesto mucho a medios de comunicación para no enfrentarlo a estas preguntas, es un perfil muy alto académicamente, pero es necesario un perfil más político para tomar los hilos de la conducción y del control”.

Advierte que hay una corrupción muy profunda en el transporte de esta ciudad, no sólo entre los concesionarios, sino también en los módulos de control vehicular. No hay un plan para combatir el tema de la corrupción en el proyecto que presentó Andrés Lajous; la misma Claudia Sheinbaum le dijo frente a todos, “Yo no veo que hayas mencionado nada de la corrupción”. Se lo dijo frente a todos.

Puede considerarse esto algo así como “un jaloncito de orejas para decirle que estaba olvidando el tema de la corrupción. Será muy maestro y candidato a doctor, pero si no aterrizas a la realidad de todos los capitalinos, de cómo se vive la movilidad en la ciudad, estás condenado a que no vas a durar mucho en esa secretaría”, declaró Cuenca.

Luego de coincidir en las carencias de habilidades políticas del secretario de Movilidad, Alejandra Martínez sostuvo que “no es lo mismo tener una organización, o desde el escritorio estar armando las políticas, que enfrentarte a estas mafias de los taxistas, de los microbuseros, y a toda una serie de problemas que van a heredar en el transporte”. Será muy complicado poner orden.

Ernesto Osorio coincidió con Alejandra Martínez al señalar que había un “negociazo que tenía Mancera, con eso de que se obligaba y se intentaba coaccionar a la gente para que a fuerza aprendiera a manejar, pero ni así funcionó”, las fotomultas no cambiaron las condiciones de los conductores.

“Sí está el tema de la corrupción, pero el tema de la movilidad va más allá, no sólo es del transporte de la ciudad, también del Valle de México. Yo no veo a Lajous sentándose con los líderes transportistas del Estado de México, de Tlalnepantla, Naucalpan, porque no los conoce y va a tener que sentarse con los secretarios de movilidad del Estado de México, de Morelos, Tlaxcala”, advirtió.

Los Irreverentes consideraron que el gobierno entrante deberá abrir las cloacas de la corrupción a fin de limitar esas prácticas y poner fin a las añejas prácticas en las que se involucra a personajes de la administración y a particulares.

 

Mancera sale a colación

Los analistas de El Influyente coincidieron en que uno de los pocos aciertos de la administración de Miguel Ángel Mancera fue en materia de Salud, como el programa Médico en tu Casa, y la construcción de clínicas de especialidades en algunas alcaldías de la ciudad para proteger a los grupos más vulnerables.

También le reconocieron los resultados de la Reforma Política de la Ciudad de México, que dieron como origen la primera Constitución de la Ciudad, producto del Pacto por México.

Pero adelantaron que entre los planes de la Jefa de Gobierno está borrar todo vestigio de la pasada administración, a pesar de haber obtenido buenos resultados.

“Ella, desde la campaña comentó que los médicos que andan en las calles deberían de estar en los hospitales, donde no hay personal médico.”

Alberto Cuenca, periodista.

Ernesto Osorio argumentó que “no son muchos los médicos que están en las calles, y modificar el programa que, en esencia ha sido positivo, sería una torpeza, o que se cancelara. Yo he notado en ciertas propuestas que ha planteado la doctora que quiere borrar todo lo que huela a la pasada administración, es como regresar a cuando Andrés Manuel López Obrador fue Jefe de Gobierno y regresar las cosas a su origen para desde ahí otra vez crecer; que lo modifique pero que no lo cancele. Yo creo que no se tiene que cancelar por un capricho político”.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.