Home Investigación De la casa Si gana Morena la CDXM, todo se decidiría en Los Pinos

Si gana Morena la CDXM, todo se decidiría en Los Pinos

Si gana Morena la CDXM, todo se decidiría en Los Pinos
0

Por Adrián Rueda

P.- ¿Si no fueras candidato del Humanista, quién preferirías que ganara, PRD o Morena?

R.- Sobre el PRD yo tengo una preocupación de su incapacidad para poderse transformar y poder cambiar para ser mínimamente autocríticos; me parecería que la continuidad de las formas políticas que ha desarrollado son terribles, creo que no es nada alentador.

En el caso de Morena, con Claudia yo creo que lo que vamos a tener es un retroceso muy grande porque no vamos a tener Jefa de Gobierno, sino un nuevo Regente o Regenta, porque yo creo si gana López Obrador y Morena gana la ciudad, pues el centro de las decisiones no van a estar en las instituciones ni en el Congreso ni en el Zócalo, sino van a estar en Los Pinos.

P.- Por una situación de Estado, tú que conoces eso, ¿es un riesgo dejarle a un solo partido la Presidencia de la República y la capital, o sea todo el poder?

R.- Pues ese es un tema, fíjate que la transición, la alternancia del 2000, se hizo como un tanto repartido que le dio posibilidades de estabilidad al país. A la izquierda en la Ciudad de México y lo que era Michoacán, Tabasco -sus nichos-; el PRI al Congreso y a la mayor parte de las gubernaturas, y el PAN a la Presidencia.

Eso ha estado funcionando, el que haya un partido distinto en la Presidencia y otro en la Ciudad de México es un factor importante para la gobernabilidad porque significa un amortiguamiento, porque si están juntos hasta los conflictos vecinales van a terminar en Los Pinos.

Yo pienso que el electorado puede empezar a diferenciar esa situación, que la propaganda de Morena es nada más Claudia con López Obrador y ya no se comprometen a nada. Yo creo que también está afectando muchas de las gentes que también podrían decir: pues vamos a votar por el PRD aquí en la cuidad, y yo creo que en ese sentido puede estarle dando una cierta posibilidad al propio PRD.

P.- ¿Tú que recorres de la ciudad ves en la gente esa diferenciación?

R.- No, yo creo que el voto sí puede ser en cascada, pero yo creo que esta idea del partido único, y más cuando Morena está en la idea de que “somos nosotros y los demás son la mafia del poder”, ese esquema de partido único es una forma de decir.

Va a haber un esquema de partido único, ya está descalificando a todas las fuerzas políticas, y yo creo que eso es muy peligroso para la ciudad porque aquí en la ciudad más que nunca se necesita un  gobierno de coalición porque la ciudad es profundamente plural, porque necesitas fuerza política de una gran capacidad de diálogo político, de entendimiento, de acuerdos, de trato, para poder mantener la estabilidad de la ciudad.

P.- ¿Tú verías mejor el Frente, que es el único que ofrece un gobierno de coalición por mucho que sean tres partidos?

R.- Pero está presente nada más para ellos, ahí tendían un gobierno de coalición, podría estar incluido hasta Morena.

P.- Pero como está planteado no, nada más son tres partidos.

R.- Porque el gobierno de coalición, como lo están planteando, es una propuesta electoral, como una alianza electoral, no es un esquema de gobierno.

P.- ¿No se firma en la alianza en la que cada quién sabe qué le toca en la repartición?

R.- No, porque todavía el que gane tiene la opción de decir si vas gobernar de la manera clásica o vas a gobernar mediante un gobierno de coalición.

P.- Pero ellos dicen que firmaron un documento.

R.- Puede ser, en términos de ellos, pero el auto es si eso está cerrado es una idea también pro-partidista, con un alto grado de pragmatismo, que eso es mantenerse en el mismo esquema sin cambios sustanciales.

Yo creo que lo que se requiere es más allá que el porfirismo, de poca política y mucha administración. Aquí se necesita mucha política y una administración eficiente.

LO SORPRENDIÓ PURI

P.- Oye Marco, como chisme, ¿Purificación Carpinteyro fue tu pareja y ahora son rivales?

R.- Es un mensaje que se puede mandar al PRD y a Morena, con el caso de Purificación, de que aprendan a cómo se puede separar uno de manera civilizada; somos amigos. Obviamente cuando se presentó fue una sorpresa.

P.- ¿Ni idea tenías que ella iba a ser candidata?

R.- No, nunca hubo lucha de espacios por puestos entre nosotros. A Puri yo la veía haciendo empresas de cosas de comunicaciones, desarrollando lo que ella ha venido desarrollando desde Brasil.

Profesionalmente es una gente capacitada en eso y de pronto, bueno, aparece como candidata, pues bienvenida. Dije, bueno, pues ahora un poquito para TV Notas, pero bueno.

P.- ¿Platican ustedes de la campaña o de los temas?

R.- No nos hemos encontrado, no nos hemos reunido a hacer ninguna cosa de balance. Nos hemos visto en los debates, nos saludamos bien porque hubo respeto; había diferencias, no agravios y no falta de respeto tampoco y aquí lo estamos viendo.

P.- ¿Por qué aceptar una candidatura del Partido Humanista, que es un partido pequeño sin posibilidades de ganar?

R.- Luciano Jimeno, que es el coordinador, logró mantener el registro como partido local pero eso estaba en un cajón; es decir, estaba ahí pero no estaba tomado en cuenta. De repente se pretendió incorporarlo a la idea del Frente pero ahí ellos también estaban en la idea o la suerte de entrar y desaparecer previamente como partido, o entrar y jugársela por una candidatura propia.

Yo veía del intento de ser candidato independiente desde la Asamblea Constituyente y luego intenté organizarme para ser candidato independiente para Jefe de Gobierno, pero se me pasó el momento exacto en que eran las inscripciones. Yo ya me había dicho bueno, pues ya, se acabó y ya no pude, pero en eso apareció el partido.

Con Luciano me conozco desde hace 35 o más años; él viene del grupo de Heberto Castillo, coincidimos en movimientos populares hasta antes del PRD y a la hora que nos vimos hubo cambio de luces. Ellos estaban en la idea de buscar si podían tener un candidato propio y yo levanté la mano, yo necesitaba un registro y poder llegar a la boleta.

P.- ¿Qué ganas tú con ser candidato independiente y casi testimonial, sin posibilidades de triunfo?

R.- Yo siempre pelee en minoría, lo que sí es de que nos formamos en la idea de que la política era pedagógica también y el hecho de poder estar hoy en los debates hablando con muchísima gente, pulsando la ciudad, como está, yo creo que nos va a dejar un acervo muy importante para lo que viene un día después. Porque va a haber un día después, el 2 de julio, en que tenemos que vernos y decir qué es lo que ha pasado.

Yo estoy casi seguro que muchos están organizando para votar por su futuro arrepentimiento y el asunto es decir,  bueno, vamos a tener que reconstruir nuevamente muchas de las fuerzas y la credibilidad y tiene que venir desde abajo.

Yo creo que el tiempo que nos quede, mi disposición fue a no jubilarme y a utilizar todo lo que me quede de salud y de vida y de posibilidad, y si veo de repente a Cuauhtémoc también que anda ya en los 84-85 echando trancazos. Ese es un punto de referencia.

P.- ¿Te cae mal alguno de tus contendientes?

R.- Fíjate que no.

P.- ¿Te cae bien Mikel?

R.- Sí, hasta ahora, nos saludamos bien. Esa es parte de la diferenciación entre lo que Mikel a mí no he ha hecho nada, yo creo que tampoco le he hecho nada a él, salvo decirle lo que él representa. Yo creo que los términos de pelearte con lo que representas, las políticas, yo estoy absolutamente en contra y se vale hasta ridiculizar el asunto de las propuestas del propio Mikel, pero creo que esto no tiene tintes personales y ahora que nos hemos visto y cada vez que nos vemos, bueno no sé cuál pueda ser la opinión de Mikel, pero tiene que ver también con su misión política.

P.- Decías que el 2 de julio acaba todo, ¿qué te ves haciendo después de la elección?

R.- Yo siento que haciendo un balance muy fuerte de todo lo que haya existido; no sabemos cómo va a terminar. Si logramos mantener el registro previamente del partido, yo lo estoy viendo más allá, ya mi meta no es el registro, pero aquí pueden pasar muchas cosas.

P.- ¿Declinarías por alguien o alguien te ha pedido que declines?

R.- No, ya está fuera. Aparte, nos vemos con nuestro resultado electoral y con ese podríamos empezar la idea de hacer política bajo el nuevo esquema y también dando argumentos de una nueva forma de gobernabilidad para la ciudad.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.