Home Influyentes Colaboradores TROYA: Enoja a hijo de AMLO fuerza de Anguiano

TROYA: Enoja a hijo de AMLO fuerza de Anguiano

0

Por Elena Chávez González

La imagen mesiánica de Andrés Manuel López Obrador se ha topado de frente con la fuerza y poder de Dione Anguiano, quien mantiene el liderazgo en la delegación más importante de la Ciudad de México, por su población de casi dos millones de habitantes y por tener el presupuesto más grande de todas las demarcaciones: Iztapalapa.

Los morenistas saben que pueden perder la elección en esta jurisdicción y restarle los votos que le habían prometido al candidato presidencial. Me refiero a esos personajes que ahora militan en su partido por conveniencia o por resentimiento.

En las reuniones de evaluación que la candidata morenista Clara Brugada sostiene con el hijo de López Obrador, Andrés López Beltrán, se ha acordado que el discurso de la aspirante a la alcaldía de Iztapalapa vaya en dos sentidos: manipular mentalmente a las personas con el cuento de que ya ganaron la presidencia y, segundo, golpear a Dione Anguiano criticándole sus políticas públicas.

Fuentes cercanas a los morenistas aseguran que las reuniones de evaluación con Andrés López Beltrán son tensas, en ocasiones alza la voz y frunce el ceño cuando se entera que su candidata, Clara Brugada, no logra despertar el interés de los iztapalapenses, que incluso le han reprochado lo mal que gobernó Iztapalapa y haberse prestado para hacerle fraude al controvertido “Juanito”.

El enojo del hijo de AMLO es tal, que ha repetido en distintas ocasiones no es posible que Dione Anguiano tenga más fuerza que todos ellos juntos, aun teniendo de su lado a personajes polémicos como Gerardo Fernández Noroña y Aleida Alavez, que le prometieron votos a cambio de sus candidaturas a diputaciones local y federal.

Sus concentraciones en varias colonias de Iztapalapa no pasan de ciento cincuenta personas con todo y el staff de colaboradores que trae Brugada, ni con la ayuda de quien pensaron le restaría fuerza a Dione Anguiano: Alfredo Hernández alias “El Camarón”; tampoco ayuda mucho la presencia de la candidata a jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. Ambas, para motivar a la minoría que las escucha, se escudan en que Andrés Manuel López Obrador ya ganó la Presidencia, por lo que deben votar en cascada.

Incluso, entre morenistas comentan que la decisión de imponer a Clara Bugada como candidata a la alcaldía de Iztapalapa fue un error, ya que sus habitantes no olvidan lo pésimo que gobernó cuando se puso para quitarle a “Juanito” la administración que había ganado en las urnas.

Ante el fracaso que representa la campaña de Brugada para hacerse de la alcaldía más importante de la ciudad, el golpeteo contra la actual delegada Dione Anguiano aumentará en los próximos días; la acusan de haber olvidado a los adultos mayores, lo cual no es cierto porque me consta, y de no haber puesto interés en resolver la falta de agua de la que carecen los iztapalapenses.

Con todos y todas en contra, hablando de ex perredistas que ahora son morenistas, el poder de Dione Anguiano es innegable, la gente la conoce, la aprecia, la quiere porque ha mantenido cercanía con todos ellos, pero, sobre todo, porque ha sido sensible a los problemas en los que viven esos casi dos millones de habitantes. Gobernar con el poder de la gente ha sido y es su fuerza ante Morena.

Se le reconoce, también, que es la única delegada que permaneció en su cargo y que terminará su gestión como lo prometió al ganar en la elección intermedia de 2015, y ese es, precisamente, el motivo de preocupación de Clara Brugada, Andrés Beltrán, Claudia Sheinbaum y del propio López Obrador. Que sea el liderazgo de la perredista lo que les haga perder la delegación.

Sus encuestas internas, hechas a modo, no los han hecho felices, están seriamente angustiados porque durante los meses de campaña de Brugada no ha levantado como esperaban, la colocan en empate técnico con la candidata del frente y militante del PRD, Karen Quiroga, quien tiene frescura, juventud, preparación y decisión para gobernar con sensibilidad, pero también con firmeza.

Morena cometió un error al imponer, otra vez, a Clara Brugada. Iztapalapa, no hay duda, tiene cara de mujer, sí, pero de Dione Anguiano, la máxima líder de la izquierda que se ha mantenido leal y congruente con su partido, el PRD. Como resultado del primero de julio, Karen Quiroga escribirá otra historia como alcaldesa, lo dicen… los iztapalapenses.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.