Un camarón de otro coctel

 

8 de marzo de 2018

Aunque en más de una ocasión ha negado cualquier acercamiento político-electoral con Morena, Alfredo El Camarón Hernández Raigosa ha tenido contactos del tercer tipo con gente de Claudia Sheinbaum para negociar su posible salida del PRD.

El popular Camarón fue humillado en Iztapalapa, donde luego de ser uno de los líderes territoriales más importantes se quedó con una mano atrás y otra adelante en la repartición de las candidaturas perredistas.

Fundador de la tribu MESI, que llevó a Dione Anguiano a la jefatura delegacional de Iztapalapa en 2015, Hernández Raigosa fue apartado de las decisiones importantes en la demarcación.

Tras el triunfo de Dione quiso intervenir en el gobierno delegacional, pero fue parado por su hoy expareja, quien pidió libertad para manejar la administración, con la promesa de que en este 2018 él sería el candidato del grupo.

Quienes conocen la historia, dicen que El Camarón se indignó por haber sido congelado y que pidió la delegación para su sobrina, la diputada local Janet Hernández, quien se ha destacado por su lucha para dotar de agua a Iztapalapa.

Esa contrapropuesta no fue del agrado de Dione, quien puso por encima a su sobrina Karen Quiroga, quien a final de cuentas fue designada –a propuesta del PRD– como candidata a alcaldesa de la alianza Por la Ciudad al Frente.

Además de no haber obtenido ni para él ni para su sobrina la candidatura delegacional, Alfredo se sintió humillado y eso lo ha querido aprovechar Morena para llevarlo a su corral, lo cual sería un tremendo agujero para los amarillos.

En el entorno morenista se dice que ya se han llevado a cabo los respectivos acercamientos con el exesposo de Dione, pero que el precio que pone para dar el brinco es considerado demasiado alto, lo que ha frenado un poco el trámite.

Parece que pide varias posiciones en los gobiernos delegacional y central en caso de que Morena gane, por lo que el tema sigue en revisión, a pesar de que su llegada ampliaría las posibilidades de que los pejistas se hagan de la demarcación más grande de la Ciudad de México.

La decisión de saltar de la coctelera amarilla está por definirse, pues es cuestión de horas para que se den a conocer las “encuestas” de Morena para definir candidatos a diputados locales y ahí se podrían dar varias sorpresas.

Por lo pronto, y a pesar de que juró que con los morenos ni a la esquina, las apuestas son a que en breve el crustáceo de Iztapalapa será de otro coctel… a menos que el PRD rectifique y lo reivindique electoralmente.

CENTAVITOS… Como no queriendo la cosa Alejandra Barrales empezó a pintar su raya con el gobierno de Miguel Ángel Mancera, al anunciar ante desarrolladores inmobiliarios en la capital que se debe transitar hacia una nueva forma de hacer política, y que luego de 20 años de gobiernos perredistas se tienen que revisar y rectificar varias cosas, sobre todo en materia de seguridad, que se supone era el fuerte del actual jefe de Gobierno. Aunque dijo que el problema era a nivel federal, lo focalizó en la capital y remató diciendo: “Soy una mujer de palabra que no tiene que pedirle permiso a nadie para cumplir con sus compromisos”, para que cada quien lo lea como quiera… Eso sí, antes de estar con los desarrolladores se reunió a echar chisme en GAM con varias mujeres líderes como Xóchitl GálvezMartha TagleNora Arias y Mariana Gómez del Campo, en donde trataron varios actos de género, como previa a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que es hoy.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2018/03/08/1224985


  • Articulos recientes

  • Impreso