Home Influyentes Colaboradores Un Congreso cumplidor

Un Congreso cumplidor

Un Congreso cumplidor
0

• Durante las elecciones del domingo pasado, los mexicanos le otorgaron un bono al ganador de la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, el bono de la mayoría legislativa, lo que le permitirá hacer prácticamente lo que quiera.

El Poder Legislativo, integrado por el Senado de la República y la Cámara de Diputados además de cumplir con la tarea de hacer las normas que rigen a la nación, tiene la función de equilibrar los poderes y de fiscalización, lo que permite la vigilancia en el ejercicio del presupuesto y su diseño.

En los últimos 21 años, desde 1997, en la Cámara de Diputados, ningún partido político, ni el del presidente en turno ha tenido una mayoría simple, lo que quiere decir 50 por ciento de los 500 diputados que conforman la cámara más uno, lo que ha obligado a las diferentes fuerzas político-legislativas a negociar a equilibrar sus decisiones y a cumplir con la función equilibradora del poder.

Durante las elecciones del domingo pasado, los mexicanos le otorgaron al ganador de la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador un bono, el bono de la mayoría legislativa, lo que le permitirá hacer prácticamente lo que quiera, lo que sus acciones de Un Congreso cumplidor gobierno necesiten para cumplir con sus promesas de campaña.

Esto, porque de las 500 curules de San Lázaro, la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por Morena, el Partido del Trabajo y Encuentro Social, podrían ocupar hasta 312 asientos, con lo que pueden aprobar cualquier ley secundaria o reglamentaria, en tanto que solamente le faltaría negociar a esta gigantesca bancada con 21 legisladores más para poder hacer cualquier reforma constitucional, que requiere las dos terceras partes de una votación del pleno.

Así, los ciudadanos escucharon las peticiones y los ruegos del propio López Obrador, quien a través de los spots de radio y televisión pedía a los ciudadanos que “voten por nuestros candidatos a diputados y a senadores”, argumentando que con ello, podría cumplir todo lo que estaba prometiendo a lo largo de la campaña.

Los ciudadanos lo escucharon y así se lo concedieron; con ello, se logrará la conformación de un Congreso de la Unión cuyos precedentes se remontan a los años de las décadas de los setenta y ochenta, cuando había un partido hegemónico y casi único, cuyos legisladores en las cámaras de Diputados y Senadores, aprobaban toda iniciativa presidencial sin modificación alguna.

Pero de acuerdo con la práctica política y parlamentaria, si bien Morena y sus aliados tienen ganados, hasta hoy, 312 curules, el PAN con su coalición alcanza 128 y la alianza que encabeza el PRI tendría 60, una vez que rindan protesta y se sientan seguros los diputados en su cargo, algunos de ellos, continuarán la cargada y cambiarán de camiseta para sumarse a la bancada Morena, lo cual ampliaría aún más la mayoría.

Esto dará al presidente López Obrador la posibilidad, si así lo decide, de dar marcha atrás a cualquiera de las 13 reformas transformadoras de la actual administración, como la educativa, la energética, la de telecomunicaciones, la electoral… o a todas.

Le dará la opción de reglamentar el prometido referéndum, al que, prometió, se someterá cada dos años, para que el pueblo le diga si aprueba su gestión, también le dará las condiciones para elaborar un presupuesto anual, en donde se incremente la pensión a los adultos mayores y entre muchas otras de las promesas de campaña, también podrá cumplir la de otorgar precios de garantía a los productores del campo.

LAS CONDICIONES PARA QUE EL VIRTUAL PRESIDENTE ELECTO DE MÉXICO CUMPLA CON SUS COMPROMISOS DE CAMPAÑA, ESTÁN A LA VISTA, SÓLO FALTA LA CONFIRMACIÓN CON LOS RESULTADOS
OFICIALES DEL CONTEO QUE INICIA ESTE MIÉRCOLES, PERO QUE YA MUESTRAN TENDENCIAS MUY CLARAS.

El manejo responsable de una mayoría de ese tamaño será determinante. Podría ser que logre lo que no han hecho los presidentes mexicanos en los últimos tres sexenios o podría llevar al país a una situación de autoritarismo moderno. Confiemos en que será la primera de las opciones.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.