Alejandra, la de Las Lomas

 

6 de marzo de 2018

Lejos de los Viveros de Coyoacán, donde hace algunos años acostumbraba correr como una capitalina más, Alejandra Barrales ha adoptado la pista de El Sopecomo su nuevo centro de operaciones.

El asunto podría ser algo insignificante, pero en realidad recuerda el vertiginoso ascenso financiero de la hoy candidata de la alianza Por la CDMX al Frente que, en unos cuantos años, pasó de rica a millonaria.

De vivir en la colonia Del Valle e ir a correr a Los Viveros, ahora es vecina de la Miguel Hidalgo y corre —e incluso atiende a la prensa— en la pista de El Sope, para corredores VIP de Las Lomas.

Muchos podrán decir que el tema de su fortuna es viejo, pero en medio de tantas acusaciones de corrupción y el hartazgo ciudadano por la impunidad de los políticos, se vuelve a refrescar.

Quizá el asunto de la megatransa que la ALDF hizo con supuestas becas educativas cuando ella era la presidenta de la Comisión de Gobierno ya no le interese ni al perredista Manuel Granados, quien pagó para investigarlo.

Tampoco es nuevo —pero no por ello deja de ser reprobable— que Barrales tenga varios inmuebles, entre ellos una lujosa propiedad en Miami, mientras los ciudadanos que pretende gobernar no tengan techo debido a los sismos.

Igual que sea propietaria de una empresa de transportes que tiene toda la pinta de ser una fachada con ramificaciones en Michoacán, según dicen hasta los propios perredistas afines a Silvano Aureoles.

Bueno, y en el caso de que ella se pueda defender de los posibles ataques, habrá que ver si tendrá la capacidad de librar a sus cercanos, como su hermano Esteban Barrales, inhabilitado en el Gobierno de la CDMX.

El hermanito, cuyas fotografías lo muestran en camioneta y con escoltas de la SSP —quién sabe si por cortesía de Hiram Almeida—, fue acusado de transar con recursos públicos en dos ocasiones, según la Contraloría de la CDMX.

Si eso lo sabe cualquier ciudadano de a pie, porque incluso los documentos son públicos, qué no sabrán sus enemigos políticos que se han dedicado a armar un expediente bastante completito de la candidata.

Que recuerde que el gobierno no se anda con tonterías a la hora de apretar a sus enemigos, y si no nada más hay que ver cómo traen al panista Ricardo Anaya, quien tiene que litigar en la PGR.

Y como Alejandra ha hecho segunda a Anaya en sus críticas contra Los Pinos, a ver si no le sale pronto algún pendiente con Hacienda, por ejemplo.

Por eso es que Barrales debería guardar un poco las formas, sobre todo porque representa a un partido de izquierda, cuya bandera es la lucha por los más necesitados.

Bueno, quizá quiera impresionar a los panistas de Las Lomas para que la apoyen en el Frente, todo se vale.

CENTAVITOS… A casi medio año de ocurrido el 19-S, el gobierno capitalino se la pasa más tiempo tratando de justificar el destino de los miles de millones de pesos para la reconstrucción que haciendo tareas para regresar a la normalidad la CDMX. Por enésima ocasión, Miguel Ángel Mancera ha tenido que salir a decir que sí se ha gastado en la reconstrucción y que incluso se canalizarán a ese rubro hasta lo de las fotomultas; bueno, menos de la mitad, porque casi todo se los llevan los concesionarios. El problema vuelve a ser el seguimiento a esos recursos, pues al parecer se pueden destinar arbitrariamente a lo que se le ocurra a la autoridad sin que haya claridad de cuándo y cuánto va para los damnificados.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2018/03/06/1224447


  • Articulos recientes

  • Impreso