Dan portazo a Granados

0

Adrián Rueda

Quien se crea el cuento de que Manuel Granados dejó la dirigencia nacional del PRD para cumplir con el mandato de una autoridad electoral, aún se chupa el dedo, pues si algo caracteriza a los partidos, y los amarillos no son excepción, es la ilegalidad.

El sol azteca dio a conocer ayer, en un comunicado, que Granados había presentado su renuncia al cargo, al que llegó el año pasado en lugar de Alejandra Barrales, quien contendió como candidata a la Jefatura de Gobierno en las pasadas elecciones.

Si el también exlíder de la ALDF dice que se fue por cumplir con la legalidad, cómo es que el PRD aceptó tener a Barrales durante tanto tiempo como senadora y presidenta del partido al mismo tiempo, siendo que los estatutos internos lo prohíben.

A otro perro con ese hueso, lo que pasa es que a Granados le redujeron muchísimo cualquier margen de maniobra, sobre todo ahora que su partido entrará a un proceso de refundación para ver cómo resurge, y mejor dijo adiós.

Porque ni modo que haya un dirigente político que anuncie la realización de un Consejo para decidir el futuro de su partido; la realización de foros y el cambio de documentos básicos y se vaya porque no quiera estar al frente de ese proyecto.

El que no sepa cómo actúan las tribus perredistas, y más ante la necesidad de quedarse con los despojos del disminuido partido, que se los crea.

Parece que, en verdad, los perredistas siguen sin darse cuenta de que son unos muertos vivientes y creen que la gente, y sobre todo sus propios militantes, les van a creer que harán todo para modernizar al partido reconociendo a sus cuadros y nuevos valores.

Si el Consejo Refundacional lo encabezan Jesús Zambrano, Jesús Ortega, Héctor Bautista, Guadalupe Acosta Naranjo y gente de ese estilo, está claro que lo único que buscan es disputarse lo que queda de la franquicia, como un vil y vulgar botín. Son tan jóvenes todos ellos como el gabinete de El Peje y todos ellos tienen un historial más cargado al fondo negro de su escudo que al amarillo de sol.

Los perredistas van a perder la oportunidad de revitalizarse, pues no son capaces de sacudir sus lastres, que lo único que harán será ponerle los clavos que le faltan al ataúd para enterrar al sol azteca.

Y, a todo esto, ¿en dónde están los líderes territoriales jóvenes que pueden enfrentar a las reliquias que insisten en enquistarse en el sol azteca? ¿Seguirán, como siempre, de agachones, sin atreverse a rebelarse a sus mayores que gozan viéndolos enanos para que no les diputen el poder del que se han servido tantos años?

Está claro que los veteranos del partido ya no pueden aportarle ningún beneficio a la organización y sólo buscan ser un organismo satélite, para que puedan negociar con el poder algo de lo perdido. Así que Manuelito no se fue porque extrañara la paz y la vida académica; le cerraron espacios y lo obligaron a irse para atascarse con los restos del partido.

CENTAVITOS… Pese a que Jorge Gaviño, coordinador del PRD en el Congreso de la CDMX, ha manifestado su posición a favor de que se construya el nuevo aeropuerto en Texcoco, su diputada Paula Castillo está llamando a un foro hoy a las 16:30 horas, en el Monumento a la Revolución, para ir en contra de esa obra. Quizá pudiera verse como un acto oportunista el de la diputada Castillo, pero pocos saben que sus orígenes están justamente en San Mateo Atenco, la tierra de los machetes que históricamente se ha opuesto y tiene que solidarizarse… aun en contra de su fracción.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/dan-portazo-a-granados/1273403

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.