Home Influyentes Colaboradores La sonrisa de Claudia

La sonrisa de Claudia

La sonrisa de Claudia
0

Hugo Morales Galván

Son dos sonrisas diferentes las que se observan en las fotografías. Claudia está feliz, la acaban de mencionar como posible candidata presidencial. Aún no cumple ni un año al frente del Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) pero ya sueña con el 2024. Norberto alcanza a esbozar una sonrisa nerviosa ante la cámara celular que lo capta como es: joven, pelo corto, peinado de lado, lentes tipo sesentero. Está a dos días de graduarse en Mercadotecnia en la Universidad del Pedregal.

Ella, sonrojada como el color de su blusa, hace declaraciones sobre lo dicho por Alejandro Solalinde de que México está preparado para una mujer Presidenta. No hay de otra. La insinuación es para ella, la funcionaria preferida de Andrés Manuel López Obrador a quien acompañó el sábado pasado a Tijuana a festejar un triunfo a la nada.

Norberto Ronquillo, el joven de 22 años originario de Chihuahua desapareció el martes 4 de junio de las instalaciones de la Universidad del Pedregal en la colonia Ex Hacienda de San Juan, en la Alcaldía de Tlalpan que recién fue gobernada por Claudia Sheinbaum. La ceremonia de graduación ocurrió dos días después. Sus compañeras y compañeros se tomaron la fotografía oficial enfundadas en sus togas azules con blanco. Tienen un cartel en la mano: #NosFaltaNorberto.

La Jefa de Gobierno prefirió viajar a la frontera norte para aplaudir las imposiciones de Donal Trump a México. A eso fue. La migración, el problema central de las diferencias con Estados Unidos, no figuró en su agenda. Tijuana, asentamiento de miles de migrantes centroamericanos, haitianos y de otros países, no mereció la atención del turismo político partidista suyo, ni de legisladores, dirigentes o funcionarios de Morena. Ninguno se paró en un albergue.

Sheimbaun viajó a Los Cabos en Baja California Sur, y luego a Tijuana. Habrá recorrido cerca de cinco mil kilómetros. Poquito más de los 15 kilómetros, en línea recta. que separan sus oficinas en el Zócalo de las instalaciones de la Universidad del Pedregal. No consideró necesario dar una muestra de sensibilidad política ante uno de los temas más ingentes de la capital del país, como lo es el de la inseguridad pública e ir a reunirse con la familia o la comunidad universitaria de amigos del joven secuestrado. Le dejó encargada la oficina a Rosa Isela Rodríguez, su ineficiente secretaria de Gobierno.

Norberto viajó de Chihuahua a estudiar en la CDMX. Nada ajeno a los problemas de la capital, se involucró activamente en el rescate de personas que quedaron bajo los escombros después del sismo de septiembre de 2017. Máxime en esa zona donde en un radio cercano cayó el Colegio Rebsamen y muchas otras construcciones. En algunas fotografías se le nota pensativo, en otras sonríe.

En el joven estudiante se concentraron los sentimientos de la ciudadanía capitalina que muy en el fondo pedía impotente, clemencia a los secuestradores que ya habían cobrado el rescate. Se quería a Norberto con vida. La Fiscalía General del Estado de Chihuahua envió a un equipo de negociadores. Era la defensa de un ciudadano suyo, cuya seguridad en la CDMX no se pudo garantizar.

La Procuraduría General de Justicia de la CDMX reportó a las 04:11 horas del lunes 10 de junio el hallazgo del cuerpo de Norberto. Sheimbaun dio cuenta de ello siete horas después en un mensaje en su cuenta de twitter. El mensaje de una burócrata. La misma que negaba la existencia del narcotráfico en su Delegación, ahora Alcaldía; que negaba la existencia del narcotráfico en la CDMX (que hoy lo admite); y que no dudaba en defender a Rigoberto Salgado de las acusaciones de vínculos con la delincuencia organizada en Tláhuac

Claudia podrá escudarse en supuestas campañas en su contra. Fiel a su estilo, dirá que es culpa de sus antecesores. Eludir la responsabilidad es su fuerte. Podrá reforzar esta versión aumentando más de los 243 mil pesos diarios que ha gastado en imagen desde que asumió el cargo.

Jesús Orta encabezará operativos de relumbrón: desfile de patrullas en horarios que no distraigan su comodidad. Ernestina Godoy meditará desde alguno de los restaurantes argentinos de donde es clienta asidua. El gobierno de la CDMX está tranquilo. En las conferencias mañaneras tienen su mejor defensa: lo están haciendo bien, dice López Obrador.

¿Qué dirá la ciudadanía?

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.