Home Política y Gobierno Capital Político Se impone la UNAM a Morena

Se impone la UNAM a Morena

0

Adrián Rueda

Luego del segundo error consecutivo en contra de la UNAM —primero se le intentó quitar su autonomía y después mocharle el 6% de su presupuesto—, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se vio obligado a modificar.

Tras conocer el intento de moche a sus gastos, varios rectores e incluso el director del Politécnico Nacional protestaron, obteniendo por respuesta un brutal ataque en las redes y la declaración presidencial de que tendrían que hacer más con menos.

Acostumbrado a imponer su ley, el Presidente quiso aplicar el no darles un peso más, pero el martes tuvo que recular y aceptar un nuevo “error” por haber quitado dinero a las universidades.

Dicen que, en realidad, lo que obligó a López Obrador a dar reversa a su decisión no fue que de repente se acordara que tanto la UNAM como el Poli son instituciones de gran prestigio mundial y pilares en los temas de investigación y desarrollo.

Lo que pasó fue que grupos de estudiantes de ambas instituciones, a los que se les uniría la UAM, entre otras escuelas, estaban llamando a marchas y protestas en defensa de la autonomía y de los recursos para la educación superior.

Y ahí sí cualquier gobernante le saca, pues sabe lo que un movimiento estudiantil es capaz de hacer; apenas hace un par de meses se conmemoraron los primeros 50 años de la masacre de Tlatelolco.

En el gobierno entendieron que un movimiento estudiantil no podría ser atacado —contrario a lo que hicieron contra los rectores y los ministros de la Corte— y que era mejor no despertar al tigre estudiantil.

Haiga sido como haiga sido, el Presidente ya demostró que, si bien no le preocupan las manifestaciones fifís, tampoco le gustaría despertar al puma.

Y es que, además de que a nivel federal se le quiso meter tijera al dinero de una de las universidades más prestigiosas del país, en la capital, Claudia Sheinbaum y sus morenos le ofrecieron más millones a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Esa universidad, creada en 2001, cuando López Obrador era jefe de Gobierno, recibirá este año más de mil 300 millones de pesos, la mayoría de estos para llenar las carteras de su burocracia.

Ni porque Sheinbaum ha cobrado durante años como investigadora de la UNAM alzó la voz en defensa del presupuesto o autonomía puma, pero sí lo hizo para dar, el año entrante, 150 millones de pesos más a la universidad de la capital.

Y es que, en sus casi 18 años de vida, la UACM no ha aportado nada digno de destacar, pues es famosa por su ausentismo, falta de compromiso y nula calidad, y sus egresados —que apenas rebasan el 1% de su matrícula— no son apreciados en el mercado laboral.

Y cómo podrían serlo, si el sistema de esa escuela permite a sus alumnos ausentarse todo el año y con sólo un examen acreditar el curso.

Por eso, qué bueno que se le hizo justicia a la UNAM.

CENTAVITOS… Los que ni noqueando ganarán serán los órganos autónomos de la capital, a los que el Congreso de la Ciudad de México pasó la tijera bien y bonito, contrario a los dineros del propio Congreso que, sin haberlo siquiera pedido, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, les ofreció mil 766 millones de pesos para que se los repartan en 2019, que son 500 millones más de lo que en teoría se iban a reducir.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/se-impone-la-unam-a-morena/1286079

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.