Connect with us

Capital Político

Inicia Claudia pasarela nacional

Va como especialista a Campeche, lo que no deja de ser una burda promoción política.

Avatar

Published

on

¿Alguien se acuerda que entre 2016 y 2017 Miguel Ángel Mancera, entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, comenzó a hacer giras a varios estados para promover el programa Médico en tu Casa, reconocido hasta en Europa Oriental?

Y no sólo eso, que también se puso a regalar patrullas equipadas en varias entidades, como una aportación de la capital a la lucha contra la delincuencia nacional, como si en la ciudad todo fuera color de rosa, igual a su logotipo.

En sus giras para promover las políticas sociales de su gobierno, Mancera cargaba cunas para regalar a mujeres de escasos recursos que estaban próximas a dar a luz.

Lo de menos eran las mentadas cunas —hechas de cartón—, que no aguantaban ni los primeros orines de los bebés. Tampoco el regalo de una o dos patrullas, que no harían la diferencia en el combate al hampa.

Bueno, hasta se aventó la puntada de participar en una cabalgata en el norte del país, cuando a leguas se veía que lo suyo no era precisamente montar. Lo iban cuidando para que no se fuera a caer del animal más manso que había, y hasta le decían cómo agarrar las riendas para la foto.

Contrastaba su inseguridad sobre la silla de montar con la destreza de quien había sido su secretario de Gobierno y después de Vialidad, Héctor Serrano, hábil charro que renunció a sus cargos para ser su promotor en busca de la candidatura presidencial. Esto viene a cuento porque Claudia Sheinbaum anunció que hoy acompañará al Presidente a su gira por Campeche, donde ella hablará sobre la implementación del programa de vacunación anticovid-19 en la capital.

Se supone que el encargado de ese tema es, en teoría, Hugo López-Gatell, que, sin importar su ineficiencia, siempre ha sido elogiado en Palacio Nacional como el héroe de la pandemia.

Al igual que Mancera en su momento, lo único que busca Claudia son reflectores junto al Presidente para que la gente la vea en otros lados, pues fuera de la CDMX prácticamente nadie sabe quién es.

Contrario a López Obrador, que de tantos años de andar en campaña por todo el país, hasta los perros lo conocían. Es obvio que su jefe la quiere empezar a placear, con un tema por el que incluso ha sido criticada por la comunidad científica.

Porque apenas en marzo pasado, las redes sociales y medios afines a ella presumían que había sido nominada por la City Mayor Foundation como candidata a la mejor alcaldesa del mundo, como en 2010 lo fue su odiado Marcelo Ebrard.

Jamás aclararon que Claudia era sólo una entre 38 aspirantes y que no pasó ni el segundo corte, por lo que ni siquiera estuvo entre las primeras 21 semifinalistas. Presumía precisamente su lucha contra el covid-19 en la CDMX; nadie le creyó.

Después de que quedó descartada para ese premio —por mucho que fuera de chocolate, como el de Marcelo—, en su entorno nadie volvió a hablar del tema.

Pero eso sí, ahora va como especialista a Campeche, lo que no deja de ser una burda promoción política.

 

  •  CENTAVITOS

¿Quién aconsejará a los morenos cómo armar sus estrategias para tratar de recuperar la capital del país? No conformes con haberse sacado de la manga la asociación de concejales de la 4-T para perseguir a la oposición, ahora salen con una unión de alcaldes morenos, integrada por puro cartucho quemado. Esto sólo refuerza la idea de que a partir de junio la CDMX quedó dividida entre ricos y pobres, además de que, con su ideota, los morenos sólo fortalecen a la oposición, que les lleva mano. Parecen copia mal hecha.

 

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes