Connect with us

Economía para Principiantes

¿Crecemos negativamente en 2022?

-0.2% podría sonar un porcentaje menor, pero representan $15,754 millones de pesos por
debajo de los ingresos tributarios esperados para enero.

Avatar

Published

on

Cuando cualquier gobierno requiere aumentar sus ingresos, dispone de al menos tres elementos básicos: el primero, es aumentar su recaudación tributaria, es decir cobrar más impuestos, ya se a través de una nueva modalidad o mejorando sus sistemas recaudatorios; la segunda opción es incrementando su superávit comercial con el exterior, es decir, vender hacia el exterior más de lo que compramos, y la tercera vía es muy simple: endeudarse. Si pedimos prestado, tendremos el capital suficiente para hacer frente a nuestras responsabilidades inmediatas.

Todos estos supuestos quedan consignados en un documento al que conocemos como Ley de Ingresos, el cual es aprobado cada año por el Congreso de la Unión. Ahí encontraremos todas estas respuestas, tanto de montos esperados como de los tiempos estimados para generar las bolsas que después nos gastaremos según lo establecido en el Decreto del Presupuesto de Egresos. La lógica es en realidad muy sencilla.

Los problemas comienzan cuando esos supuestos no se ajustan a la realidad, como está comenzando a suceder. La semana que recién concluyó, las expectativas de crecimiento de nuestra economía se redujeron y eso que apenas estamos iniciando el mes de marzo.
¿A qué se debe esto?

En primer lugar, a que los ingresos tributarios en México arrancaron el año ligeramente a la baja derivado de una menor recaudación proveniente de impuestos ligados al consumo interno, el cual se vio afectado en enero de 2022 ante el confinamiento causado por la cuarta ola de Covid-19, y a la política de estímulos fiscales a gasolinas.

Hace un par de días, La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó el Informe de Finanzas y Deuda Pública a enero de 2020, el cual arrojó que en el primer mes del año los ingresos tributarios registraron una ligera caída de -0,2% real respecto al mismo mes del año pasado. Pero si consideramos que, en enero de 2021, los ingresos tributarios registraron una reducción de -5,8% anual real, la variación negativa real observada en este primer mes del 2022 se trata de la variación más baja desde 2016.

-0.2% podría sonar un porcentaje menor, pero representan $15,754 millones de pesos por
debajo de los ingresos tributarios esperados para enero según la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022. La mayor disminución se registró en el IVA que reportó una caída
anual real de -9,2%. En cuanto al IEPS, Hacienda reportó que dicho impuesto en su componente de combustibles recaudó MXN$11,316 millones, monto que implicó un desplome de -56,3% anual real respecto de enero del año pasado; se trata de la variación más baja para un mes de enero desde 2013.

Si no consumimos, no generaremos multiplicadores de la economía, y ante el escenario
internacional, difícilmente aumentaremos nuestras exportaciones por la disminución de la
actividad económica global. Seguramente las inversiones se detendrán y lo único que puede ayudarnos un poco es el aumento en el precio del petróleo, aunque ello generará presiones inflacionarias, por lo que no debería extrañarnos que al final del año estemos frente a otro año de crecimiento negativo como dirían los economistas.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes