Desde lo oscurito, Ebrard cava la tumba de Mancera

 

6 de octubre de 2017

Por La Mafia del Poder

Poco a poco, sin hacer olas, desde las sombras, Marcelo Ebrard cava la tumba política en la que espera que caiga el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

La vía es la polémica Línea 7 del Metrobús, con la cual Ebrard quiere ya no sólo detenerla, sino que le cueste la candidatura presidencial que tanto anhela Mancera.

En mayo, la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA), siempre comandada por Ramón Ojeda Mestre, anunció que presentaba un amparo en contra de la construcción de ese corredor de transporte.

El asunto era medianamente trascendente porque nadie pensó que prosperaría, llamó más la atención que entre los que respaldaron la acción se presentó Diana Ponce, la procuradora ambiental y del ordenamiento territorial (PAOT) en los tiempos de Ebrard.

El mensaje era claro. Si la Línea 12 del Metro sumió a Ebrard en el descrédito, la Línea 7 lo haría para Mancera, pero el asunto ahora pudiera llegar a truncar definitivamente las aspiraciones presidenciales del Jefe de Gobierno.

A la acción de la AMDA se sumaron al menos tres amparos más, aunque ninguno de ellos obtuvo la suspensión definitiva, que por primera vez en la historia de la Ciudad logró detener por la vía jurídica una obra del gobierno.

Desde mayo hasta antes del sismo del 19 de septiembre le llovieron críticas al gobierno por el tema de la Línea 7, desde los camiones de doble piso, el contrato de publicidad para la Avenida Reforma, la tala indiscriminada de árboles, hasta el caos vial que ocasionaba la construcción.

Hasta ahora ha pasado desapercibido el siguiente paso de la organización de abogados y que al igual que el amparo, es una bomba de tiempo para el jefe de Gobierno.

Esta semana los abogados ambientalistas acudieron a la PGR para demandar penalmente a Mancera por violar la suspensión definitiva a los trabajos de construcción de esa ruta de Metrobús.

De manera hábil se interpuso una denuncia penal porque en esos delitos se persigue a la persona, no a la institución.

Si Mancera decidiera dejar la jefatura de Gobierno para buscar la candidatura presidencial y se dicta una sentencia en su contra, se quedará en el camino.

El movimiento es preciso, pues por el momento que pasa la Ciudad el asunto no ha trascendido, y toma a la administración con la guardia baja y distraída en otros asuntos.

Ya una vez menospreciaron las acciones de la AMDA y les explotó en la cara la suspensión definitiva.

Hasta ahora el trabajo de la AMDA ha sido impecable, han presentado al juez dictámenes detallados sobre las violaciones a la normatividad de parte del proyecto de la Línea 7, y ahora con la denuncia penal presentaron actas notariadas de la violación a la suspensión.

El peor, o el mejor de los escenarios, depende de quién lo mire, será que paren definitivamente la Línea 7, la denuncia penal siga, y Mancera reciba una sentencia que lo haga perder por default la carrera a la presidencia.

Dinero al agua

Ayer hubo una conferencia de prensa en la Comisión Nacional del Agua en la que autoridades federales, de la Ciudad y del Estado de México dieron un amplio panorama de la situación de las redes hidráulicas de agua potable en el Valle de México después del sismos del 19 de septiembre.

Ramón Aguirre, director del Servicio de Agua de la Ciudad de México (Sacmex) ha lamentado públicamente de la poca inversión que se destina al mantenimiento cuando es urgente atender las tuberías de agua potable de la capital.

Cuando inició la conferencia, el secretario de Finanzas de la Ciudad, Édgar Amador Zamora, apareció discretamente y permaneció atento a las cifras y acciones emprendidas por los organismos.

Al final, se unió al grupo y se retiraron juntos. Ya no se supo si su presencia fue para llevar buenas o malas noticias al titular del Sacmex, o simplemente quería saber de primera mano qué era lo que se decía de un tema que ha tomado inusitada relevancia en el ámbito financiero de la Ciudad.

*El Irreverente publica de lunes a viernes.


  • Articulos recientes

  • Impreso