Home De Interes El espacio público, negociazo en la CDMX

El espacio público, negociazo en la CDMX

El espacio público, negociazo en la CDMX
0

Eduardo León

En su afán por darle su sello personal a su administración y lograr un legado duradero, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se ha preocupado por desaparecer los programas de sus antecesores dando una nueva cara a los servicios que se ofrecen a los capitalinos.

Con acciones espectaculares y proyectos de impacto diario, la administración morenista intenta dar soluciones a inquietudes y problemas que aquejan de manera cotidiana a los ciudadanos, como movilidad, seguridad e informalidad de la economía. Luego de la que la actual administración de la Ciudad de México eliminara por decreto la instancia conocida como la Autoridad de Espacio Público (AEP), encargada de regular y velar por el interés colectivo de los espacios públicos, Claudia Sheinbaum decidió con esa acción dar por terminada una de las políticas públicas que inició en el periodo del ex Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, y que encontraría su explotación en la administración de Miguel Ángel Mancera.

La instancia encargada de los parquímetros y de la recuperación de los Bajo Puentes en la Ciudad de México se extinguió mediante un decreto que la Jefa de Gobierno suscribió, de acuerdo a lo publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el pasado 31 de diciembre.

La AEP cumplió en septiembre pasado su primera y única década de vida, la encargada de gestionar proyectos en el espacio público, como Ecoparq, la recuperación de los Bajo Puentes, los Pasos Seguros y la Publicidad Exterior. A 10 años de su creación hoy la extinguen.

La gaceta informó que los recursos financieros, humanos y materiales asignados a la AEP se pondrán a disposición de la Seduvi y la Secretaría de Obras, a principios de este mes. La Seduvi tiene hasta marzo de este 2019 para convocar a ciudadanos y especialistas a integrar un Consejo Asesor que analizará propuestas en materia de imagen urbana, protección y recuperación de sitios públicos, a fin de garantizar la participación de los habitantes.

El actual gobierno no sólo intenta ordenar el espacio público, sino que abogada por el mejor aprovechamiento financiero derivado del uso y aprovechamiento del espacio concesionado, bajo el sistema de Parquímetros como parte de la estrategia del reacomodo administrativo de la Autoridad del Espacio Público.

Por ello, la Jefa de Gobierno ordenó que se auditaran los ingresos por recaudación de 25 mil 765 cajones de estacionamientos en la vía pública, que son recolectados a través de mil 553 parquímetros de seis concesiones a cuatro empresas que explotan el espacio público de la Ciudad de México. 128 MIL 825 metros cuadrados del territorio público de la Ciudad de México son explotados por empresas privadas.

La Jefa de Gobierno acusó que el 70 por ciento de lo obtenido va a parar a los bolsillos de las empresas Ecoparq, Nueva Generación de Estacionamientos SA de CV, Operadora de Estacionamientos Bicentenario, Mojo Real Estate, Copemsa Metropolitana SA de CV, Servimet (con participación accionaria del Gobierno de la Ciudad), entre otras, mientras que solamente el 30 por ciento de lo recaudado es transferido a la Secretaría de Finanzas de la Ciudad.

Esta contraprestación se destina a trabajos de mantenimiento a favor de las colonias donde se tienen los dispositivos de estacionamiento en vía pública.

Entre finales de 2017 y principios de 2018, la administración al frente de la Semovi otorgó 23 concesiones, de las cuales sólo seis están en operación.

Una característica que comparten las seis concesiones mencionadas es que renunciaron formalmente al Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) otorgado por la Oficialía Mayor del Gobierno de la Ciudad de México.

Con la desintegración de la AEP, la gobernadora de Morena dio paso a su anuncio del pasado sábado. Sostuvo que se revisarán estas 23 concesiones otorgadas durante la pasada adminisatración de Miguel Ángel Mancera para operar parquimetros, pues son desorbitantes los beneficios para las empresas operadoras, incluso, estudian la posibilidad de remplazarlos por un nuevo esquema sin fines recaudatorios y para ordenar el estacionamiento en la vía pública.

En sesis de estas 23 concesiones se solicitará una auditoría a la Contralora General, ya que los concesionarios tienen el control absoluto de los ingresos por los parquimetros, y sólo ingresan a las arcas del Gobierno de la Ciudad el 30 por ciento de éstos. En los polígonos de las 17 concesiones restantes que se habían autorizado en Coyoacán, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, hubo una férrea oposición vecinal y no lograron establecerse.

Durante el primer semestre del 2018, los sistemas de parquímetros Ecoparq y Servimet, que operan en la Ciudad de México, recaudaron 112 millones 883 mil pesos por estacionarse en la vía pública, de estos recursos, 60 millones se obtuvieron en las zonas de alto conflicto vial de las colonias Juárez y Cuauhtémoc, mientras que los polígonos de las delegaciones Benito Juárez, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo recaudaron 51 millones 900 mil pesos, en el mismo periodo de tiempo.

tags:

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.