Home Política y Gobierno Capital Político Los Ojos estarán hoy sobre Salgado

Los Ojos estarán hoy sobre Salgado

0

Esta mañana, la Asamblea Legislativa del DF recibirá la visita —que, por supuesto, no será de cortesía— del delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado, para que explique el reverendo relajo que trae en su administración, salpicada ya por el narco.

Aunque el foco de atención será el funcionario, todo Morena debe andar con las antenas bien levantadas, pues lo que va a estar en la mesa de discusión será si ese partido es una opción de gobierno o, en el fondo, siguen siendo perredistas, pero recargados.

No se trata sólo de Salgado, pues en todos los partidos hay buenos y malos gobernantes, sino de la primera experiencia del partido de Andrés Manuel López Obrador como gobierno y que ha dejado más dudas que certezas en las demarcaciones que domina.

Con toda una vida dedicada a la grilla en la demarcación, y más habiendo sido director de Participación Ciudadana —que, en términos reales, es el encargado de la Policía en la zona—, es increíble que el delegado no supiera de la existencia del cártel del lugar.

Asegura que en su vida había oído hablar de El Ojos, capo muerto por la Marina en un domicilio de Tláhuac, y quizá había que creerle; de lo contrario, no hubiera metido en la nómina delegacional a la familia del difunto, ¿o sí?

O ni siquiera hubiera permitido que sus propios familiares trabajaran en negocios identificados hoy como propiedad del difunto narco.

A otro perro con ese hueso, por supuesto que Salgado no sólo sabía, sino que recibía ayuda de esa organización, a cuyos integrantes no sólo permitía hacer negocio; hacía negocio con ellos, faltaba más.

Vaya tino que tienen los pejistas para escoger a sus candidatos —que, desafortunadamente para el país, después llegan a ser funcionarios—, pues el caso de Rigoberto no es el único.

Hay que recordar que cuando López Obrador fue candidato presidencial en 2012, impuso como alcalde a José Luis Abarca, hoy preso por presuntamente ordenar la muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Ni qué decir de la veracruzana Eva Cadena, quien fue diputada y quería ser alcaldesa, cuando fue balconeada pidiendo millones de pesos para el líder de Morena, según confesó ella misma.

O de la mexiquense Delfina Gómez, que en verdad resultó una maestra para desplumar a sus trabajadores cuando fue alcaldesa de Texcoco, de donde se autojubiló con una lana que ni con toda su vida como maestra iba a ganar.

Bueno, pues eso es lo que, en síntesis, se juega Morena en la comparecencia de hoy de Salgado, donde seguramente será bombardeado por la oposición y quedará exhibido aún más como corruptazo.

El único recurso que tienen los morenos es reventar la sesión, alegar foul, hacerse víctimas y exhibir los fraudes de algún exdelegado perredista —que hay muchos— para politizar el tema y enfriarlo.

Aunque lo único que ganarían con ello sería quedar al mismo nivel que los amarillos, por lo que no podrían marcar ninguna diferencia como opción de cambio. A lo mejor porque, en realidad, no lo son.

Como quiera que sea, los Ojos de todo el mundo estarán puestos hoy en Donceles.

CENTAVITOS… Si el viernes pasado la CDMX rebasó los 150 puntos de ozono, por qué demonios no se aplicó la Fase 1 de Contingencia Ambiental, que saca de circulación a cientos de miles de autos y prohíbe las actividades físicas al aire libre… Ah, parece que alguien se acordó que el domingo estaba programado el medio maratón de la CDMX y ni modo de suspenderlo, ¿o sí?

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2017/08/02/1179150

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.