Home Influyentes Colaboradores Paquidermos de agua

Paquidermos de agua

0

Por Mauricio Flores

@mfloresarellano / mflores37@yahoo.com

Facebook: Mauricio Flores Arellano

Está de más repetirlo, pero es un hecho: en la Ciudad de México el consumo per cápita de agua es de 300 litros diarios, cuando el promedio recomendado por la ONU dado el nivel de estrés hídrico es de 150 litros; los acuíferos de la región de la que se extrae 75% del abasto están sobre explotados en 804 millones de metros cúbicos por año; del suministro se pierde 40% en tuberías viejas y fracturas que componen buena parte de los 10,310 kilómetros de red primaria y 22,870 kilómetros de red de distribución secundaria. Sin embargo, la nueva constitución de la Ciudad de México adjudica la titánica labor de reparación sólo al Sistema de Aguas SACMEX que actualmente dirige Ramón Aguirre.

La Constitución, que entrará en vigor en septiembre entrante, expresa en el Artículo 16, sección B, apartado 4, lo siguiente a la letra: “El servicio público de potabilización, distribución, abasto de agua y drenaje será prestado por el Gobierno de la Ciudad a través de un organismo público con personalidad jurídica y patrimonio propio, autonomía técnica y de gestión, coordinará las acciones de las instituciones locales con perspectiva metropolitana y visión de cuenca. Este servicio no podrá ser privatizado”.

En otras palabras, SACMEX deberá ser patrón de todo el personal y dueño del equipo y herramientas para realizar sólo y sólo las labores que eviten el monumental (también criminal) despilfarro. Y en visión “antiprivatizadora”, el organismo está impedido de contratar los servicios de ninguna índole (desde trabajos de ingeniería de diseño hasta el más sencillo ajuste de válvulas) a empresas del sector privado. Ello entrará en colisión, como acertadamente advirtió en diciembre pasado Alberto Peralta en SDP Noticias, con la Ley de Sustentabilidad Hídrica de la Ciudad de México, aprobada en 2017 por la asamblea legislativa y que abre espacios para la contratación de particulares.

De hecho, ni SACMEX ni la Comisión Nacional del Agua plantearon en momento alguno “privatizar” la gestión, suministro y drenajes de aguas, siendo el objetivo lograr soluciones financieras y técnicas sustentables en un valle poblado por 22 millones de personas… que es más o menos la población que existía en todo el mundo en el año 5 mil A.C., según Ronald Wright.

Pero el espíritu “antiprivatizador” de los constituyentes llegó al absurdo de ordenar que el sistema de agua capitalino se convierta en un enorme paquidermo, que deberá prestar sus servicios a las nuevas alcaldías que aún no cuentan con elementos de atribución legal para contratar siquiera servicios de emergencia para atender suministros inundaciones, socavones, etc.

Hoy la CONAGUA, que dirige Roberto Ramírez con el apoyo de PEMEX, que dirige Carlos Treviño, perfora 7 pozos experimentales para encontrar un nuevo manto freático, hasta 3 kilómetros de profundad, con agua de alta pureza que calmaría la sed de la Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa y Tláhuac. Pero antes de bebernos esa agua ultra pura o arrojarla al inodoro (casi 40% del uso domiciliario), habrá que idear sin prejuicios ideológicos cómo reparar las fugas en la red y atenuar inundaciones de aguas negras.

LAS PISTAS DE MÜLLER

Por cierto que la administración de José Ramón Amieva empezó a remover algunos contratos que la Secretaría del Medio Ambiente, a cargo de Tania Müller, realizó con la compañía Espacios Verdes Integrales (EVISA) que, entre otras cosas, realizó la de arbolitos a esa dependencia al precio unitario de 16 mil pesos, además de que habría falsificado su domicilio originalmente anunciado en la Calle Cerrada de 16 de Septiembre en la Colonia Minerva, y que en realidad está en 16 de Septiembre, pero de Culhuacán.

El representante de EVISA es Raymundo Herrera Ortíz, socio también de Green Roof Systems que con Müller compartió diversos proyectos de “reverdecimiento de azoteas”. Espacios Verdes ha sido mencionada por la Auditoría Superior de la Federación y por la Contraloría General de la Ciudad de México por dos contratos que le fueron asignados en condiciones preferentes para la remodelación del Bosque de Chapultepec y el de San Juan de Aragón que suman casi 145 millones de pesos, y mediante concursos se limitó la participación de otros competidores. También se revisan los contratos que Sedema adjudicó a EVISA para remodelar los zoológicos de ambos parques y que sumaron casi otros 90 millones de pesos.

SE CUAJA VENTA DE AUTOS

Conforme a la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, que dirige Guillermo Rosales, en el primer trimestre del año se registró una caída en la venta de autos en la capital por un orden de 13.5% en términos anuales. Las razones son las mismas que a nivel nacional: mayor precio de los autos, mayor costo de financiamiento, incertidumbre política… La diferencia es que en la capital la renovación vehicular fue tan alta en años pasados, que ahora disminuye la compra de vehículos nuevos… demostrando que los autos particulares están lejos de ser la causa principal del colapso vial en el Valle de México.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.